14 feb. 2013

Una cosa es el dolor y otra el sufrimiento.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

dolor sufrimiento. buda, duelo


El dolor es normal, inevitable y hasta necesario.
¿Se imaginan, por ejemplo, si nos estuviésemos quemando el dedo y por no sentir dolor no lo apartamos de lo que nos esta quemando; o que ante la muerte de un ser amado siguiésemos como sin nada sin hacer la pausa (el duelo) para elaborar saludablemente esa perdida? Si no existiera el dolor… la pasaríamos muy mal.

Sufrimos cuando damos un significado equivocado al dolor; cuando no le encontramos sentido y nos quejamos de su existencia, lo cuestionamos, lo creemos injusto y enojados luchamos contra el… cuando nos peleamos con el cartero porque no nos gusta el mensaje que nos trae.

El sufrimiento es innecesario. Lo podemos evitar si aceptamos al dolor como parte “de lo que es”, si reconocemos su función, si acertamos con el singular significado que para cada uno tiene y le otorgamos un sentido dentro de nuestras vidas; cuando realizamos esto, estamos en mejores condiciones de hacer lo apropiado para que deje de doler (en la medida que sea posible).

Cesa el dolor en cuanto dejan de estar las causas que lo provocaron. En cambio, aunque ya no haya dolor, podemos prolongar el sufrimiento alimentándolo con nuestros pensamientos hasta el infinito. Aún en aquellos casos que nada podemos hacer para aliviar el dolor… siempre podemos ahórranos el martirio de multiplicar y/o eternizar ese padecer en nuestra mente… además que, seguramente, lograremos transitar el dolor inevitable de una manera más digna e integra.

Juan Antonio Currado

No hay comentarios:

Publicar un comentario