19 ago. 2014

Encontrar dentro lo que buscamos fuera.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

introspeccion, individuacion, manantial interior

Todo con lo que nos relacionamos funciona como si se tratara de una “tecla” o “foco” que nos facilita activar o iluminar el enorme potencial que tenemos dentro.
Los otros, el ambiente, las circunstancias… siempre son oportunidades para que conozcamos vivencialmente el universo de posibilidades que disponemos. 
Por ejemplo, cuando amamos a alguien… esa persona nos está facilitando el tomar consciencia de la capacidad que tenemos para sentir amor. Y esa capacidad reside en nosotros, independientemente del otro.

En psicología evolutiva esta visto que los niños, en los primeros meses de vida, tienen una dependencia simbiótica con el entorno; son incapaces de distinguir el adentro del afuera. Así es que desde la más temprana edad se inicia el proceso de individuación, el cual consiste en la progresiva diferenciación del sí-mismo y del otro. Pienso que los adultos seguimos realizando ese proceso, aunque en fases más evolucionadas. Aún se sigue percibiendo la “tecla” o el “foco” fusionados con lo que activa o ilumina; se cree que es imposible experimentar amor, alegría, coraje o la emoción que sea… sin la presencia de alguien o de algo externo. Se piensa que lo interno depende de lo externo como si uno fuese una continuidad del otro, se busca fuera lo que está dentro y así se establecen relaciones de dependencia o adictivas.

5 cosas que todos lamentan antes de morir.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

tanatologia, cuidados paliativos

Durante muchos años he trabajado en cuidados paliativos. Mis pacientes eran los que habían ido a sus casas a morir.
La gente crece mucho cuando se enfrentan a su propia mortalidad. Aprendí a nunca subestimar la capacidad de una persona para el crecimiento. Algunos cambios fueron fenomenales. Cada uno de ellos experimentaron una variedad de emociones, como se esperaba, la negación, el miedo, el enojo, remordimiento, más negación y finalmente aceptación. Sin embargo, cada uno de ellos encuentra la paz antes de morir.

Cuando les pregunté acerca de los arrepentimientos que tenían o cualquier cosa que harían de manera diferente, los temas comunes surgieron una y otra vez. Éstos son los cinco más comunes: 

Crear a partir de las diferencias.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

union de las diferencias, integracion, yin yan

Tenemos el impulso y la necesidad de vivenciar nuestra unión con los otros, de sentirnos parte de algo más… sea esto una pareja, amigos, familia, una comunidad, al resto de la naturaleza y del Universo. Desde el mítico pasado, cuando salimos de la propia caverna y descubrimos a otros diferentes, estamos moldeando nuestro modo de relacionarnos con nosotros mismos y con el entorno. 

En esa búsqueda del sentirnos parte de… solemos complicarnos cuando irrumpen lo distinto entre unos y otros.

Cuando las diferencias molestan es habitual negarlas, reprimirlas o tolerarlas. 
Sí se las niega o reprime, el costo de estar junto a otro se paga con el sacrificio de la propia individualidad; el resultado es una uniformidad que causa más tristezas que alegrías. 
Después de saberse las perjudiciales consecuencias de negar o eliminar las diferencias, se intenta tolerarlas; aunque tolerar es aguantar algo que se supone que no debería existir… pero ya que existe se lo aguanta hasta que se explota. Hacer esto es mejor que negarlas o eliminarlas, aunque sigue dándosele a las diferencias una connotación negativa.

Me he dado el si.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente


alianza, sacarse, auto estima

me he casado
me he casado conmigo
me he dado el si
un si que tardó años en llegar
años de sufrimientos indecibles
de llorar con la lluvia
de encerrarme en la pieza
porque yo -el gran amor de mi existencia-
no me llamaba
no me escribía
no me visitaba
y a veces
cuando juntaba yo el coraje de llamarme
para decirme: hola ¿estoy bien?
yo me hacía negar

¿Qué es la biofilia?


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

ecologia, naturaleza, salud y naturaleza


Los genes aman la naturaleza.

La palabra biofilia significa amor a la vida y fue acuñada por el biólogo especializado en evolución Edward O. Wilson, de la Universidad de Harvard, para crear una hipótesis que indica que el contacto con la naturaleza es esencial para el desarrollo psicológico humano. La teoría sostiene que los millones de años durante los cuales el Homo sapiens se relacionó con su entorno de manera estrecha, creó una necesidad emocional profunda y congénita de estar en contacto cercano con el resto de los seres vivos, ya sean platas o animales. La satisfacción de ese deseo vital, dice Wilson, tiene la misma importancia que el hecho de entablar relaciones con otras personas. Así como nos sentimos bien al socializar, encontramos paz y refugio cuando vamos a un bosque, al mar, miramos muros verdes o estamos con nuestras mascotas. Recientemente, algunos estudios científicos ratificaron la premisa de la biofilia, demostrando que los entornos naturales y las áreas verdes eran muy benéficos para la salud.

Primavera: El milagro de la vida ante nuestros ojos.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

flores silvestres, margaritas

Bienvenida Primavera!

El milagro de la vida sucede infinitas veces ante nuestros ojos. 
Todo en la naturaleza tiende a crecer, a desarrollarse y a evolucionar en el momento justo. 

Cada semilla contiene en su interior toda la información para realizarse como planta. Del entorno sólo necesita las condiciones propicias que le facilite desplegar plenamente su potencial.
Si es una gramilla hará todo lo que pueda para crecer como gramilla, sin compararse con ninguna otra planta; porque en la naturaleza nadie dictamina que ser árbol es mejor que ser hierba. Cada ser es igual de valioso y necesario tal como es. 

Ojalá que sintonicemos con el ímpetu de la primavera, que accedamos a nuestra sabiduría interna y que crezcamos dignos con la alegría de ser quienes somos!

A modo de inspiración, aprovecho a compartir un vídeo: “El nacimiento de un árbol”. En él apreciarán como una bellota se transforma en un pequeño roble. Se trata de una filmación realizada durante ocho meses con imágenes tomadas a intervalos de dos horas. 
Instructivo para quienes no creen en los milagros. Emocionante para quienes a pesar de creer… a veces lo olvidamos. 


Juan Antonio Currado

Surfear la vida.


 Participá en Sincronicidad Consciente a través de Facebook, ingresá a https://www.facebook.com/SincronicidadConsciente

juan antonio currado, adaptarse, transformacion

Recuerdo un viejo chiste en el que se instruía a un chimpancé para pilotear una nave espacial. Como en ningún momento podía descuidar su tarea, sería acompañado por un humano quien dos veces al día, cuando sonara la alarma, tenía por única función darle de comer. Así es que este hombre, ya estando en el espacio, cada vez que escuchaba la alarma indicándole que era tiempo de hacer su trabajo, decía con aire de superioridad: “Ya es hora de alimentar a esta bruta bestia”

Nuestra consciencia no tiene ni idea del millar de funciones que realiza por segundo nuestro cuerpo, ni las más sofisticadas computadoras pueden igualar su nivel de complejidad. Vivimos gracias a que nuestro organismo no depende de nuestra inteligencia consciente. Si en cambio, dependería de nuestro control el realizar cada una de sus funciones… creo que sobreviviríamos apenas minutos. 
Lo único que tenemos que hacer es proveernos de sano alimento, oxigeno, hacer ejercicio y alguna que otra cosa mínima. Muchas veces ni siquiera hacemos correctamente esas tareas; no obstante, hacemos como si tuviésemos el control de nuestro cuerpo.